Comparte
Ir abajo
avatar
Medico Brujo
Foroenarmita Iniciado
Foroenarmita Iniciado
Mensajes : 955
Registro : 05/09/2009
Lema : Si tienes sueños que quieras alcanzar, duérmete un ratito

Re: ¡¡ Leyendas Urbanas !! Mujujajaja

el Lun Oct 28, 2013 7:14 pm
AVISO

A todos los foreros amantes de las leyendas, a partir del dia 31 de octubre en el panteon Dolores de la ciudad de México D.F. se realizara la puesta en escena de "Leyendas de México y una noche obscura" a las 20:00 hrs. posteriormente se presentaran los viernes y sabados de novembre a las 20:00 hrs. las Historias que se presentaran son:
LA PLANCHADA
LA MULATA
LAS MOMIAS DE GUANAJUATO
EL CORCEL DE TACUBAYA
EL TESORO DE PANCHO VILLA
LA LEYENDA DE JUAN MANUEL SOLORZANO
LA CARRETA DE LA MUERTE

para quien guste ir esta cordialmente invitado.

_________________
Yo jamás, pero JAMÁS (léanlo bien y en altas), le pondría un dedo encima a una mujer. Adentro quizás, pero nunca encima XD
avatar
Medico Brujo
Foroenarmita Iniciado
Foroenarmita Iniciado
Mensajes : 955
Registro : 05/09/2009
Lema : Si tienes sueños que quieras alcanzar, duérmete un ratito

Re: ¡¡ Leyendas Urbanas !! Mujujajaja

el Lun Oct 28, 2013 9:16 pm

ATRAPADA EN EL SUBTERRÁNEO




Una de las leyendas más recurrentes en ciudades con Metro (trenes subterráneos) es la de que en su interior y amparados por la oscuridad de sus túneles se esconden todo tipo de delincuentes, vagabundos y personas de mal vivir que escapando del frío o de la policía se ocultan en viejas estaciones abandonadas o conductos de ventilación.
 
Paula había bebido mas de la cuenta por lo que aquella noche regresaría temprano a casa, se sentía bastante mal y muy mareada pero como era relativamente temprano decidió que en lugar de gastarse su dinero en un taxi, como hacía habitualmente cuando regresaba de la discoteca, aprovecharía que el Metro aún seguía abierto para ahorrarse unos cuantos euros.


El trayecto era largo y las pocas personas que viajaban en su vagón parecían tan cansadas como ella, sólo un grupo de amigos que bromeaban al fondo del tren hacían el suficiente ruido con sus bromas y risas para mantenerla despierta, pero cada vez tenía que luchar con más fuerza para no quedarse dormida. Por desgracia en la siguiente estación tenía que hacer un transbordo así que se bajó y tras caminar por los pasillos de la estación llegó al andén en el que abordaría el metro que la llevaría a casa.


El cartel luminoso avisaba que el próximo tren tardaría seis minutos en llegar, por lo que Paula decidió esperar sentada en uno de los bancos junto al andén. El silencio y la soledad de esa estación provocaron lo inevitable y a pesar de sus esfuerzos se durmió y casi sin darse cuenta se recostó en el banco usándolo como si fuera una cama. Era tan profundo su sueño provocado por la borrachera que cuando pasó el último metro de la noche ni siquiera lo sintió pasar.
Hasta pasada más de una hora no se despertó, por suerte la borrachera parecía haberse esfumado parcialmente tras la cabezadita, pero algo parecía no ir bien. El cartel que avisaba la llegada del próximo tren estaba apagado y al mirar la hora en su teléfono móvil se dio cuenta que eran casi las dos de la mañana.


Asustada empezó a subir las escaleras mecánicas de la estación, que ya estaban apagadas, para salir de allí. La parada en la que tenía que hacer trasbordo era una de las más antiguas, viejas y pequeñas de la ciudad por lo que la sensación de agobio y miedo eran mucho más intensas. Al llegar a la salida la peor de sus pesadillas se hizo realidad. 


Las puertas estaban cerradas y no había nadie en la estación por lo que por más que gritara nadie podría escucharla desde la calle. Además su teléfono estaba sin cobertura, esas malditas estaciones casi nunca tenían señal y las puertas de cristal herméticamente cerradas la separaban del exterior aún por unos cuentos metros.
Paula no sabía que hacer, miraba a las cámaras de seguridad y hacía gestos esperando que alguien desde algún puesto de control pudiera verla, pero ella misma sabía que eso era imposible, no había nadie controlando las cámaras porque la estación había sido cerrada desde fuera.


¿Cómo era posible que nadie la despertara? ¿No tenían los guardias de seguridad que comprobar que nadie quedara dentro de la estación antes de cerrar?


Su miedo se convertía por momentos en cólera y confusión. Desde luego no podía esperar hasta que a la mañana siguiente abrieran de nuevo el Metro, faltaban más de cuatro horas para que se reiniciara el servicio y si llegaba a casa a las 7 de la mañana su padre probablemente la mataría.


Con la mente aún nublada por el alcohol decidió que lo mejor que podía hacer era caminar por los raíles del tren hasta la siguiente parada. El camino era oscuro y realmente tétrico pero sabía que su destino no estaba muy lejos y gracias a la luz del flash de su teléfono podría alumbrar el camino. La siguiente estación era una de las más importantes, con gran cantidad de líneas y recientemente había sido remodelada por lo que estaba segura que allí podría encontrar a alguien que la permitiera salir a la calle donde abordaría un taxi.


La idea parecía muy buena, pero a la hora de la verdad recorrer aquellos túneles era realmente escalofriante, un silencio casi sepulcral hacía que hasta la más leve de sus pisadas resonaran con el eco de las paredes. Se podían escuchar los chirridos de las ratas y el goteo de algunas zonas en las que parecía que había leves escapes de agua.


Sus pasos eran cortos y se detenía a menudo a escuchar porque sentía como si alguien la observara desde la oscuridad. El miedo la invadía y paralizaba por momentos, pero ya era demasiado tarde para volverse atrás, debía estar casi a mitad de camino cuando unas voces la alertaron. Por un momento pensó en gritar para que supieran que estaba allí pero decidió ser cauta y apagar la luz de su teléfono mientras se escondía en un estrecho pasillo que había en un lateral del túnel.


Mientras permanecía escondida y en silencio pudo ver la figura de dos hombres bastante corpulentos, sus ojos cada vez se adaptaban más a la escasa iluminación de las luces de emergencia que había cada muchos metros en el túnel. Ambos parecían discutir acaloradamente por un cartón de vino y a escasos metros de donde se encontraba Paula comenzaron los empujones y golpes. El más grande de ellos le propinó un puñetazo que tumbó al otro y gloriosamente alzó su trofeo mientras de un trago se bebía casi la mitad del contenido del cartón de vino.


El más pequeño enfurecido sacó un cuchillo de la espalda y se lo clavó repetidamente en el cuello a su rival, realmente se ensañó con su cadáver y a pesar de la poca luz Paula pudo ver con claridad como tenía toda la cara manchada de sangre. Recogió el poco vino que quedaba y se lo tomó de un trago.


Paula estaba temblando del miedo, no se atrevía ni a respirar y desde luego mucho menos a moverse, si estaba lo suficientemente quieta tal vez el vagabundo asesino se iría de allí sin verla. Pero la casualidad no se quiso aliar con ella y justo cuando el asesino se daba la vuelta para marcharse del lugar la batería de su teléfono la delató. Un incesante pitido advirtiendo que la carga estaba a punto de agotarse comenzó a sonar y el vagabundo se giró de inmediato.


¿Hay alguien ahí? Puedo escucharte, ¡Sal inmediatamente o te rajo!


La pobre chica se quedó petrificada y no sabía como actuar mientras el asesino se acercaba a ella. Por instinto decidió tirarle el teléfono con tan mala puntería que este pasó por encima del vagabundo y golpeó la pared del fondo. Él, que todavía no había visto a la chica, escuchó un ruido a sus espalda y se giró, momento que aprovechó Paula para salir de la oscuridad y empujarle a la vez que salía corriendo.
El vagabundo enfureció de tal manera que no dejaba de gritar e insultar a Paula, se levantó y comenzó a perseguirla por los túneles. 


Ella no era una buena deportista pero el miedo se apoderó de sus piernas y le dio fuerza para correr dejando atrás los zapatos de medio tacón que llevaba aquella noche, sus pies se ensangrentaron mientras corría sobre la gravilla y guijarros del suelo de túnel. Sin embargo el miedo era más fuerte que el dolor y no se detuvo a pesar de que en varias ocasiones estuvo a punto de caerse al tropezar por culpa de la casi total oscuridad de su ruta de huída.


Al llegar a la estación Paula ya había logrado sacar unos cuantos metros a su perseguidor y subió al andén para adentrarse en los pasillos que la llevaban a la salida del Metro. A sus piernas empezaban a fallarle las fuerzas pero no se podía parar a descansar así que casi extenuada subió el último tramo de escaleras.


Lo que vio allí la heló la sangre, la estación estaba al igual que la anterior cerrada y no parecía haber nadie, comenzó a gritar desesperada, a gesticular a las cámaras y golpear las puertas. Pero su perseguidor que conocía a la perfección los horarios y hábitos de los trabajadores del metro ya había subido la escalera y la había cortado toda posible ruta de escape.


El asesino se abalanzó sobre ella y tras inmovilizarla la violó y sometió durante más de una hora. Cuando había saciado todos sus apetitos sexuales sacó de nuevo el oxidado y ensangrentado cuchillo con el que había matado al otro vagabundo y se lo hundió repetidamente en el pecho hasta que Paula dejó de patalear y murió con una horrible expresión de terror en su rostro.


Al día siguiente los trabajadores se encontraron con un surco de sangre que se perdía en la profundidad del túnel, asustados deciden revisar las cintas de vídeo que grabaron esa noche y pudieron observar la desgarradora escena de la violación y asesinato y como el vagabundo arrastraba el cuerpo de Paula dejándolo caer escaleras abajo para de nuevo arrastrarlo hasta la oscuridad de las vías del tren.


La policía localizó los dos cuerpos pero no encontraron ni rastro del asesino, del cual se dice que todavía utiliza los túneles del subterráneo para esconderse de noche.

_________________
Yo jamás, pero JAMÁS (léanlo bien y en altas), le pondría un dedo encima a una mujer. Adentro quizás, pero nunca encima XD
avatar
Dra.Koko
Moderador
Universidad : Universidad de Guadalajara
Mensajes : 3177
Registro : 28/06/2012
Localización : Tequila

Lema : Con el paso del tiempo uno empieza a ver la estupidez humana con curiosidad antropológica...

Re: ¡¡ Leyendas Urbanas !! Mujujajaja

el Lun Oct 28, 2013 9:46 pm
No me gustó mucho esa Brujo, le faltó más suspenso...

Ahora que lo anunciaste recordé la leyenda de Don Juan Manuel... voy a postearla...

enjoy...

La Calle de Don Juan Manuel

Dicen que hace muchos años vivía en esta calle un hombre llamado Don Juan Manuel. Su casa quedaba justo atrás del Convento de San Bernardo.

Estaba casado con una mujer hermosa y llena de virtudes, además de que poseía mucha riqueza y propiedades. A pesar de eso, él no era feliz debido a la mala fortuna de no haber tenido sucesión.

La tristeza y buscando consuelo se consagró a la religión, asistiendo durante horas a la iglesia, a tal grado que buscó la manera separarse de su esposa con el fin de entrar como fraile a San Francisco.

Con el objetivo de contar con alguien que pudiera administrar sus negocios, llamó por un sobrino que vivía en España, que llegó al poco tiempo. Sin embargo, muy pronto en Don Juan Manuel nacieron unos grandísimos celos, pensando que su esposa lo engañaba, por lo que una noche su desesperación lo hizo invocar al mismísmo Diablo para ofrecerle su alma a cambio del nombre de quien creía que lo estaba deshonrando.

El Diablo se presentó y le indicó que saliera por la noche y matara a la primera persona que pasara enfrente.

Don Juan Manuel obedeció, asesinando al primero que pasó, pero al día siguiente, el Diablo se volvió a presentar, diciéndole que el hombre que había matado era inocente, pero que debía continuar saliendo todas las noches y continuar matando hasta que él apareciera junto al cadáver y entonces encontraría al verdadero culpable.

Don Juan Manuel se llenó de una mayor angustia, po lo que todas las noches salía de su casa envuelto en una capa obscura para esperar a su víctima.

El silencio y la obscuridad eran sus cómplices que lo ocultaban de los sentidos de cada uno de los inocentes que tuvieron la desventura de pasar por la calle.

Exactamente a las once, Don Juan Manuel se les acercaba para preguntarles:

- Perdone usted, ¿qué hora es?

- Las once- le respondían.

- ¡Dichoso usted, que sabe la hora en que va a morir!

Don Juan Manuel sacaba el puñal para enterrarlo de un solo golpe en el cuerpo de su víctima, que caía en agonía. Don Juan Manuel, lentamente volvía a desaparecer para entrar a sus habitaciones y al día siguiente con mayor desesperación volvía a esperar a que llegara nuevamente la noche.

Al día siguiente, la ronda encontraba otro cadáver sin que nadie pudiera dar con el responsable de tan horrendos asesinatos.

Uno de esos días, tocaron a la puerta de Don Juan Manuel, llevando el cadáver de la noche anterior. Don Juan Manuel reconoció a su sobrino, a quien quería mucho y con el que tenía mucha gratitud por haberse encargado de sus negocios.

Don Juan Manuel disimuló ante los alguaciles, pero lleno de remordimientos y enfermo de angustia fue al convento de San Francisco a pedir clemencia a los pies de un religioso. Deshecho por el dolor, confesó al clérigo sus crímenes y su pacto con Satanás.

El reverendo, horrorizado pero sereno, le indicó ir durante tres noches consecutivas a rezar un rosario a las once de la noche al pie de la horca, para poder absolverlo.

Esa misma noche, acudió Don Juan Manuel, pero todavía no acababa de rezar el rosario cuando escuchó una voz :

- ¡Un Padre Nuestro y un Ave María por el alma de D. Juan Manuel!

Don Juan Manuel enmudeció y fue de regreso a su casa, para esperar despierto a que amaneciera y acudió nuevamente con el religioso a contarle lo sucedido.

El clérigo le dijo que regresara porque eso que había escuchado seguramente era una trampa del Diablo que lo quería apartar de la salvación, por lo que le recomendó que se persignara cuando volviera a percibir una cosa así.

Sin otra opción, Don Juan Manuel volvió esa noche a las once a la horca, pero en cuanto se puso de rodillas para rezar vió un cortejo de figuras fantasmales que llevaban un cadáver en un ataúd. Don Juan Manuel se acercó y pudo distinguir que era él mismo, por lo que nuevamente se llenó de miedo.

Al día siguiente, Don Juan Manuel regresó al Convento de San Francisco rogándole con impaciencia al religioso que lo absolviera, por lo que éste al ver su arrepentimiento lo absolvió con la condición de que esa noche regresara a la horca a terminar de rezar la última parte del rosario.

Nadie sabe lo que pasó después, pero dicen que al día siguiente amaneció colgado el cadáver de Don Juan Manuel. Unos dicen que Don Juan Manuel fue colgado por los ángeles, otros que por el Diablo, pero la verdad nadie la conoce.

También cuentan que no se le volvió a ver porque finalmente consiguió entrar a la orden de San Francisco, renunciando a su vida pasada. Lo cierto es que la tradición quedó, y el miedo a pasar por esa calle a las once de la noche.


Está ñoña, pero de niña me asustaba mucho Smile

_________________
   flower Koko

Miembro nº 5 del Comité de la Policía Ortográfica.

Antes de postear lee el Reglamento del Foro

Para aclaraciones, dudas, sugerencias, quejas del Foro y su funcionamiento por favor visita el subforo El Reglamento, ayuda, preguntas y aclaraciones
avatar
Medico Brujo
Foroenarmita Iniciado
Foroenarmita Iniciado
Mensajes : 955
Registro : 05/09/2009
Lema : Si tienes sueños que quieras alcanzar, duérmete un ratito

Re: ¡¡ Leyendas Urbanas !! Mujujajaja

el Mar Oct 29, 2013 9:20 pm
DEJA-VÚ


Un grito desgarrador de dolor y miedo rasgó la noche, Carlos se incorporó en su cama con el corazón queriendo salírsele del pecho y respirando con dificultad, se pasó una mano por la frente, notó el sudor frío que la perlaba y al mismo tiempo el calor que evidenciaba la fiebre.


No recordaba nada. 


Poco a poco fue calmándose, bajó los pies de la cama y los apoyó sobre el gélido piso de su habitación sintiendo como el escalofrío disminuía su temperatura y relajaba sus músculos, de repente volvió a su cabeza aquel espeluznante grito y así mismo las dudas: ¿Había sido él quién gritó?
¿Había sido otra persona?, ¿Fue real? ¿Una pesadilla? Apartó todos aquellos pensamientos de un suspiro, cerró los ojos y se levantó de la cama abriéndolos lentamente, todo seguía igual.


El pequeño apartamento en el que vivía hacia un par de meses, era acogedor y medianamente iluminado, apenas tenía una habitación y carecía de agua caliente, pero para el precio que pagaba por él era bastante bueno, siempre le llamó la atención que el arrendador era bastante lúgubre y misterioso, solía aparecer de repente y contaba con frecuencia sobre antiguas desapariciones que habían ocurrido en el edificio años atrás. A pesar de todo jamás había puesto problema por nada y mientras se le pagara puntual no había lío.


Todo esto contribuía al extraño ambiente que flotaba por los corredores del edificio, sólo el interior cálido de su apartamento escapaba a esa sensación de asfixia que reinaba en el resto del lugar, aunque... por alguna razón este detalle parecía haber cambiado. Su acogedor apartamento se tornaba ahora gélido y oscuro, incluso después de encender la luz, algunos rincones permanecían levemente sumergidos en las tinieblas y el aire frío de la madrugada daba una sensación de encierro como en un frigorífico hermético.


Caminó lentamente en dirección al baño, al llegar abrió la puerta y encendió la luz, su rostro reflejado en el espejo se veía ojeroso y soñoliento, como si no hubiera en días, se acerco al lavamanos y abrió la llave del agua, puso sus manos bajo el chorro, sintiendo como el tibio líquido recorría cada célula de su piel llevándose aquella desagradable sensación por un momento, tomo un puñado de agua y al echársela en la cara, un nuevo escalofrío recorrió su cuerpo haciéndolo retroceder hasta chocarse con la puerta del baño, el agua en sus manos era tibia pero en su cara era tan fría como si viniera del mismísimo páramo, avanzó nuevamente hacia el lavamanos, recostó su mano derecha contra la pared, suspiró, cerró los ojos e intentó reordenar sus pensamientos, pero la infalible fórmula que siempre lo había tranquilizado, no funcionó esta vez......


La pared sobre la que tenía su mano, se quebró en pequeños pedazos y empezó a engullirle la mano como una arena movediza, trató desesperadamente de sacarla pero fue imposible, jaló con todas sus fuerzas, se ayudó con la otra mano con los pies, pero todo fue inútil, su mano se adentraba poco a poco en la pared, el desespero había quebrado su espíritu, lloraba, gritaba pidiendo auxilio, pero nada, ahora su antebrazo había sido tragado casi por completo por la pared y un nuevo dolor vino a incrementar su agonía.


¿Alguna vez has sentido la sensación, de millones de diminutas agujas al rojo vivo entrando por cada poro, quemando cada átomo de piel, músculo, nervio, sangre y hueso?


Porque si así es, entonces ya conoces el horrible dolor que experimento Carlos en ese momento, en que el terror invadió su ser de tal forma que tiró una vez más de su brazo, con más fuerza de la que creía poseer y arrancó lo que aún quedaba de él, de la pared y su grito de agonía retumbó por cada rincón de su ser, despertándolo.


Ahora lo recordaba todo, y la sensación de Dejavú lo hacía temblar nuevamente. Mirando hacia la puerta, pensaba indeciso: ¿Me levanto o no?

_________________
Yo jamás, pero JAMÁS (léanlo bien y en altas), le pondría un dedo encima a una mujer. Adentro quizás, pero nunca encima XD
avatar
Dra.Koko
Moderador
Universidad : Universidad de Guadalajara
Mensajes : 3177
Registro : 28/06/2012
Localización : Tequila

Lema : Con el paso del tiempo uno empieza a ver la estupidez humana con curiosidad antropológica...

Re: ¡¡ Leyendas Urbanas !! Mujujajaja

el Miér Oct 30, 2013 9:51 am
pale pale pale 

Esa si me dio miedo... yo sufro dejavús constantemente...

alguna vez leí que los dejavús eran signo clínico de alguna condición patológica pero no recuerdo cual era...

_________________
   flower Koko

Miembro nº 5 del Comité de la Policía Ortográfica.

Antes de postear lee el Reglamento del Foro

Para aclaraciones, dudas, sugerencias, quejas del Foro y su funcionamiento por favor visita el subforo El Reglamento, ayuda, preguntas y aclaraciones
avatar
Medico Brujo
Foroenarmita Iniciado
Foroenarmita Iniciado
Mensajes : 955
Registro : 05/09/2009
Lema : Si tienes sueños que quieras alcanzar, duérmete un ratito

Re: ¡¡ Leyendas Urbanas !! Mujujajaja

el Miér Oct 30, 2013 8:35 pm
LA PULSERA NEGRA


“En Estados Unidos, cada vez que te internan en un hospital, colocan en tu muñeca, una pulsera blanca con tu nombre, para poder identificarte. Sin embargo, existen otras pulseras de colores diferentes, que simbolizan otras cosas.


Por ejemplo, las pulseras negras son colocadas en las muñecas de las personas que acaban de fallecer...


Un cirujano que trabajaba en el turno de la noche en una escuela-hospital acababa de terminar una operación e iba en camino hacia el sótano. Entro en el elevador, y había una Mujer con él. Casualmente se puso a platicar con la mujer sobre varias cosas, mientras el elevador descendía. Cuando la puerta del elevador se abrió, vio que otra mujer estaba a punto de entrar, y entonces el doctor, de manera precipitada apretó el botón para cerrar la puerta, y presiono rápidamente el botón hasta el piso más alto.


Sorprendida, la mujer regaño al doctor por su descortesía al no permitir subir a la otra mujer al elevador.


El Doctor dijo: -Esa es la mujer que acabo de operar. Murió durante la operación… No viste la banda negra que estaba utilizando?


La mujer sonrió, levanto su brazo y dijo -¿Una banda como esta?

_________________
Yo jamás, pero JAMÁS (léanlo bien y en altas), le pondría un dedo encima a una mujer. Adentro quizás, pero nunca encima XD
avatar
fishpaguetti
Foroenarmita Aprendiz
Foroenarmita Aprendiz
Mensajes : 126
Registro : 17/09/2013

Re: ¡¡ Leyendas Urbanas !! Mujujajaja

el Miér Oct 30, 2013 8:54 pm
Esa de la banda ya la habia escuchado estuvo buena la de los hongos, me recordo un poco una pelicula la de i spit on your grave, donde violan a una chava y creeen que la mataron pero ella regresa y se venga de todos de una manera muy cruel
avatar
Medico Brujo
Foroenarmita Iniciado
Foroenarmita Iniciado
Mensajes : 955
Registro : 05/09/2009
Lema : Si tienes sueños que quieras alcanzar, duérmete un ratito

Re: ¡¡ Leyendas Urbanas !! Mujujajaja

el Jue Oct 31, 2013 7:19 pm

_________________
Yo jamás, pero JAMÁS (léanlo bien y en altas), le pondría un dedo encima a una mujer. Adentro quizás, pero nunca encima XD
avatar
Medico Brujo
Foroenarmita Iniciado
Foroenarmita Iniciado
Mensajes : 955
Registro : 05/09/2009
Lema : Si tienes sueños que quieras alcanzar, duérmete un ratito

Re: ¡¡ Leyendas Urbanas !! Mujujajaja

el Jue Oct 31, 2013 7:20 pm

_________________
Yo jamás, pero JAMÁS (léanlo bien y en altas), le pondría un dedo encima a una mujer. Adentro quizás, pero nunca encima XD
avatar
Medico Brujo
Foroenarmita Iniciado
Foroenarmita Iniciado
Mensajes : 955
Registro : 05/09/2009
Lema : Si tienes sueños que quieras alcanzar, duérmete un ratito

Re: ¡¡ Leyendas Urbanas !! Mujujajaja

el Jue Oct 31, 2013 7:33 pm
El Payaso Te Observa



1980 Madrid España
 
Un circo no muy pequeño, empezaba a abrir sus puertas para el mundo del espectáculo de bajos presupuestos. Pero poniendo gana, originalidad y risas en sus espectáculos que lo llevaran al éxito.
 
Juan Rafael Perez, el presentador del circo, se hizo muy querido entre el pequeño público que cada vez se expandía más a un número mayor de visitantes.
-Nuestro espectáculo más amado y favoritos de todos era el de los “cuatrillizos sonrisa”, un grupo de cuatro payasos agradables que estaban: Juan, José, Raul y Roberto, y esos 4 hermanos eran los mejores, dispuestos a hacer cualquier tipo de truco sin temor, por el tan solo placer de escuchar las risas del público-
 
Era raro que en un grupo de payasos tengan muchos admiradores, pero… lo que es más raro es que uno de esos payasos tenía una oscuridad detrás de su maquillaje.
 
Te contaré:
Los cuatrillizos es solo un nombre, en realidad son trillizos. Juan, José y Raul eran trillizos pero Roberto no es familiar de ellos ni jamás se conocieron antes de entrar al circo.
 
¿Cómo llegó el payaso Roberto aquí?
 
Una noche, cuando el circo terminaba un espectáculo que no dio mucho éxito, llovía y era un ambiente casi oscuro, pareciera como si alguien cometiese algo. Llegó un hombre de traje con un maletín, de gran finta de ejecutivo, pero lo raro es que se ofreció por el papel de payaso.
 
Platicamos un rato y lo contraté, y le di un camerino para que pueda dormir ahí. Lo que siempre me ha llamado la atención de él, es que el siempre andaba con su maletín en mano y jamás se lo arrancaba de la mano, y todo el circo curioso deseaba saber que había en su interior que tanto debía proteger.
 
¿Oro?, ¿Recuerdos?, ¿Un pasado?, quien sabe...
 
Siempre que se le preguntaba por el maletín cambiaba a una cara morbosa y sacaba de casualidad otro tema. Era como si la suerte lo ayudase porque cada tema que sacaba siempre estaba relacionado con algo de nuestras vidas, como si nos estuviera observando desde un gran tiempo.
 
Hasta que en un inconveniente, teníamos una cena en el circo y de repente... saltaron unos policías hablando en ingles tirando todo al suelo. Agarraron a Roberto, lo esposaron, Roberto gritando por su maletín pero los policías se llevaron a Roberto, dejando su maletín.
 
Luego de una semana no se supo nada mas de Roberto, aunque según me dijo el hombre bala: ''Dicen que era un fugitivo que trabaja en, no se qué proyecto de controlar a la gente, con traumas y no se qué más''.
 
Los tres payasos decidieron entrar en su habitación, oscura, con un ambiente de terror, como una película antigua, sin necesidad de un efecto para dar miedo.
 
Y ¿Con qué se encontraron?
 
Exactamente con el mismo maletín, oscuro, con polvo, José lo tomo y lo abrió con gran fuerza, que al abrirlo cayó todo su contenido a la alfombra. Fotos, papeles escritos en ruso, que el hombre bala por suerte los tradujo, que tan solo eran periódicos de asesinatos.
 
Pero lo más curioso... una cinta VHS llena de polvo. La pusimos, no podíamos creer lo que era, era un video, un carrusel clásico con una música algo intimidante, un flash en la pantalla, un muñeco moviéndose tenebrosamente y luego lo peor de todo, la imagen de un cuchillo cortando una cara por la boca haciéndole una sonrisa, unas imágenes pasadas a tal velocidad que hasta poniendo pausa no las podíamos ver.
 
Luego un niño durmiendo en una cama y su cara cambió un grito, y luego estática eterna. Nos quedamos shockeados al verlo y luego de verlo ya todo no fue como antes.
 
En un truco de los payasos, José se torció el cuello llevándolo a la muerte, el hombre bala murió asfixiado dentro del cañón, la mujer gorda de un infarto. Como si esto trajera una serie de mala suerte. Con todos los hechos sucedidos decidí cerrar el circo para siempre.
 
Nadie habla más el, ni en internet se encuentra un artículo sobre el circo, el mismo video lo conservaba hace unos años de escribir esto pero una vez que entre a mi hogar, la puerta estaba abierta. Saqué mi arma ya que trabajaba de seguridad frente a un mercado, entré y el maletín estaba, lo abrí y había un papel. Tan solo cuatro palabras en el:
 
-El payaso te observa-
 
Bajé el papel y a mi ventana estaba Roberto bajando por la escalera de incendio. Jamás lo volví a ver aunque a veces me siento vigilado. Después de esto vi un video mismo de la cinta pero en internet.
 
No sé quién lo habrá creado pero es un montaje bastante acercado.
 
¿Será Roberto?, ¿Será alguno de los trillizos haciendo un montaje?
 

No lo sabré ni me interesa saberlo

_________________
Yo jamás, pero JAMÁS (léanlo bien y en altas), le pondría un dedo encima a una mujer. Adentro quizás, pero nunca encima XD
Volver arriba
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.